Capeta

– ¡Vaya chasis!, si lo tienes para el arrastre… Además llevas un motor de 4 tiempos, que es ¿de un generador?

– Bueno, lo recogí de la basura y he intentado arreglarlo un poco, el motor me lo han prestado, además solo es para que el niño de unas vueltas.

– Si bueno, pero es que habéis podido seguir a Minamoto Naomi , ¡piloto oficial de Autohouse Racing y actual campeón del Este de Japón en categoría junior!

– ¿Cómo dices que te llamas chico?

– ¡Taira Capeta!

Que mejor para empezar un análisis en este blog que un anime de karting.

Hasta antes de ver esta serie nunca había visto anime en japonés y pensaba que era una matada el ver algo en en ese idioma si no lo entiendes, pero fue tal el interés por ella que me tragué mi orgullo y empecé a verla subtitulada (aún no se había emitido en España). Desde entonces creo que no he vuelto a ver más anime traducido (a excepción de otra que ya analizaré si me veo con ganas y las que se emiten por tv3).

Taira Capeta, el protagonista de esta historia, es un niño de 9 años que vive con su padre, trabajador de una empresa de construcción. Mientras acaba un trabajo en una pista de karts, ve a un chico en la pista y se sorprende con este deporte. Al recordar a su hijo como se divertía de pequeño con un coche de juguete empieza a informarse y se lleva un chasis viejo a casa. A partir de partes desguazadas y neumáticos usados se las arregla para dejar un kart en condiciones de rodar. Aunque le falta el motor, Capeta descubre la sorpresa y ahí empieza la emoción…

Me impactó el hecho de que hubieran dibujos de este deporte, cuando no hay tanta afición (este año sí tenemos plantilla en F1). Pero no solo el hecho de que hubiera unos dibujos sobre karting (que al fin y al cabo hay de todo y para todo, solo debemos buscar bien) sino que además ¡estaba bien hecho!: el diseño de los karts, la emoción desde dentro y fuera de la pista, la sensación del piloto antes, durante y después de una carrera, el sonido y la música, la falta de asistencia a clase por competir a nivel nacional y su posterior reflejo en las notas, el realismo a la hora de hacer ver que es un deporte algo elitista y para gente con un nivel económico medio-alto (aunque estos dos últimos sean un contra en la vida real). Además de lo que el anime nos hace sentir cuando nos emociona: este va sobre karts y luego tenemos ganas de pisar el pedal, si vemos un anime de cocina luego nos entran ganas de cocinar, si vemos uno de boxeo luego buscamos  a alguien a quien zurrar…

Como a mí me gusta el tema creo que han hecho pocos capítulos (solo hay 52), pero han sabido aprovechar los momentos importantes. Quizás también falten enfrentamientos directos con el rival del protagonista así como un seguimiento de la trayectoria que debiera hacer un piloto, en este caso el protagonista por todas las categorías antes de llegar a lo más alto, la F1.

Yo animo a la gente a que consiga ver los primeros 5 capítulos para que se enganche y de paso se aficione al anime y/o al karting.

Después de haber visto la serie, ¿qué opináis sobre ella?, ¿qué cambiaríais o añadiríais?

kenkō to gasorin!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s